domingo, 6 de mayo de 2018

DIA 13 + 14. VUELTA A MANILA Y SIGUIENTE ISLA, SIQUIJOR

20 de Agosto de 2015


Salimos a las 9h de Binalonan, dirección Manila. Ese día tocaba volver a la capital, la mayoría con los que habíamos pasado parte del viaje, volaban para España ese mismo día, y a nosotros al día siguiente nos tocaba coger el vuelo a lo que sería nuestro último destino en Filipinas: Siquijor (aunque aun nos quedaría pasar la última noche en Manila). Hasta dos días antes no teníamos claro si iríamos a Siquijor o a Boracay, todo dependería del tiempo que haría en ese momento. Y en aquel momento había un tifón que afectaba más a la zona norte, así que decidimos ir a Siquijor

De camino a Manila, paramos a comer en un restaurante flotante que les habían recomendado: Isdaan floating Restaurant, en Gerona. Un restaurante que parece más un parque temático, con grandes budas y una charca grande, alrededor del cual, estaba el restaurante, y porsupuesto, con espectáculo durante la comida. Comimos muy bien, comida típica filipina, y todo estaba buenísimo. 



Isdaan Floating Restaurant





Comida en Isdaan Floating Restaurant

A las 12.30h ya habíamos acabado de comer y pusimos rumbo para Manila. Teníamos tiempo suficiente para dejar en el aeropuerto a los que se marchaban, pero el caos empezó en la entrada de Manila, donde estuvimos parados 1 hora sin avanzar nada!!! Bienvenidos al caos de Manila!! La cosa empeoró cuando conseguimos entrar en Manila y nos temíamos lo peor... que perderían el vuelo. Llegamos al aeropuerto por los pelos, y no perdieron el vuelo (que estaba a punto de cerrar los mostradores de facturación), pero si que con las prisas se dejaron una maleta en el maletero del coche y otra en la cinta del control a la entrada del aeropuerto....

✏ En el aeropuerto de Manila, no te dejan entrar dentro del aeropuerto a no ser que seas un pasajero con billete, por lo que en la puerta de entrada tienes un control de seguridad, parecido al que pasas cuando vas hacia las puertas de embarque. 

Llegamos al apartamento que la familia de María tiene en Manila, en la zona de Malate. Cenamos por la zona y poco más. 






21 de Agosto de 2015

Nuevo destino: Siquijor! Salimos sobre las 9h del apartamento, el vuelo salía a las 12h. Pero visto el caos de ayer, mejor ir con tiempo... Aunque ese día era festivo en Manila, y no debía de haber tráfico... 


Llegamos bien, sobre las 10h. Esperamos en el aeropuerto hasta que nos tocó embarcar, y hasta ahí todo bien, pero cuando el avión empezó a hacer los primeros movimientos nos dijeron que  llamaban a un mecánico porque hay un problema técnico, y que así no podíamos volar. A todo esto, se había liado una tormenta de dos pares de narices, eran los coletazos del tifón por el que no habíamos ido a Boracay. Qué bien!! Un avión escacharrao y el tifón, combinación perfecta para tener un vuelo agradable.


Finalmente, nos cambiaron de avión (uuff!! mucho mejor!!) y lo que si que tuvimos que sufrir son algunas turbulencias por el tifón. 


Llegamos sanos y salvos a Dumaguete. 




  ✔ Como llegar a Siquijor??



En la isla de Siquijor no hay aeropuerto, por lo que tendremos que llegar en ferry. Pero desde donde? 


    1. En ferry desde Dumaguete. Es el punto más próximo a Siquijor, y el trayecto en ferry es de una hora. Aquí puedes consultar los horarios y tarifas actuales. 

En Dumaguete hay aeropuerto y con la compañía de Cebu Pacific hay varios vuelos diarios y directos desde Manila. Una vez en el aeropuerto es muy fácil llegar al puerto de Dumaguete en triciclo o taxi.  


    2. En ferry desde Tagbilaran. Este es el puerto al que llegamos para ir a la isla de Bohol. En este caso la distancia es mayor, por lo que el ferry tardará algo más. Ésta hubiese sido una buena opción si hubiésemos querido venir después de nuestros días en Bohol, y que sino para llegar a Tagbilaran, tienes que volar a Cebú y de Cebú coger ferry a Siquijor con parada en Tagbilaran. Aquí puedes consultar los horarios y tarifas actuales de los ferrys.  



Cómo llegar a Siquijor


En nuestro caso nosotros llegamos a Siquijor a través de Dumaguete, ya que era la opción más fácil, cómoda y rápida desde Manila. 

El viaje en ferry (en esta ocasión era un ferry muy pequeño) fue movidito, el mar estaba revuelto debido al tifón que estaba afectando al norte, y nos llovió parte del viaje. 


Al llegar al puerto de Siquijor ya nos estaban esperando los "tricicleros" para llevarnos al hotel. El chico que nos llevo a nosotros (250PHP hasta la zona de San Juan), insisitió en que parásemos en el hotel The Bruce por si nos queríamos alojar (debía de tener comisión o algo, porque insistió varias veces), pero nosotros le dijimos que ya teníamos la reserva en el hotel Treasure Island y que íbamos a ir allí. Nos dejó en el hotel, y nos dió su contacto por si queríamos llamarlo para que al día siguiente nos llevase a recorrer la isla. 


El hotel Treasure Island tenía muy buena pinta, estaba en primera línea de mar, y con habitaciones que eran como apartamentos muy amplios. El entorno era perfecto, palmeras, arena blanca y el mar. Dejamos las cosas en la habitación, y salimos a ver la playa. 


Estas eran las vistas que teníamos desde la habitación, que no estaban nada mal...

Siquijor, Hotel Treasure Island



Pero... Sorpresa!!! Al caminar hacia el agua... aaarrrggg!!! La playa estaba hipersucia!!! Y así estaba.... 

Siquijor, Hotel Treasure Island


El tiempo estaba medio lluvioso, los días anteriores y hasta que llegamos había estado lloviendo mucho en la isla, pero por suerte para nosotros, las lluvias se acabaron en ese momento, y el resto de días disfrutamos del sol. Como era media tarde, dicidimos quedarnos en el hotel tomándonos unas cervezas y unas pizzas para cenar. 

domingo, 1 de abril de 2018

DIA 12. BINALONAN

19 de Agosto de 2015

Era un día para no hacer nada. Ver como es un día normal en la vida de un filipin@, y disfrutar un poco de la vida local. 

Para desayunar teníamos tostadas (ueee!!! por fin un poco de pan en este país!!!) y magdalenas (allí se llaman "mamon"), y no teníamos prisa por coger un ferry, avión, así que podíamos tomárnoslo con calma... Cuando nosotros estábamos terminando el desayuno,  la madre de María y su sobrina, que es quien le ayuda con la casa cuando están allí, ya estaban de vuelta del mercado. 

Nosotros acabábamos de arrancar el día, y a esas horas (que tampoco es que fuese tarde) fuimos a dar una vuelta por el mercado de Binalonan. 



En aquel mercado había de todo: puestos de fruta, de carne, de pescado, de comida preparada, de dulces, de ropa de segunda mano, hasta de herramientas para el campo.





También aprovechamos para comprar cuatro cosas que nos hacían falta en el supermercado que había al lado del mercado. Para los que hemos estado en Estados Unidos, y en el supermercado todos los envases son a lo grande, aquí en Filipinas todo es en envases minis o incluso monodosis... Contraste total. Será por aquí no tienen grandes recursos para comprar grandes cantidades y van comprando según van necesitando?

Para comer, la madre de María y su sobrina nos prepararon un menú occidental, un pollo asado que habían comprado en el mercado, un poco de ensalada y patatas fritas! mmmm y tortilla de patatas! Por un día nos olvidamos del arroz, que allí lo comen a todas horas (para ellos el arroz es como el pan para nosotros) y estaba empezando a aborrecerlo.

Después de una merecida siesta, nos fuimos al pueblo de los abuelos de María. Era un pueblo mucho más rural, en el que vivían del campo, y principalmente del arroz. Todo aldedor de la casa eran arrozales. 




Por la noche, tuvimos la gran cena. Un cerdo que habían estado asando durante toda la tarde. Acudió bastante gente del pueblo (familia y amigos) a cenar aquella noche allí en casa de María. Lo prepararon todo en plan bufet, y estaba todo muy rico. Una vez habían comido todos, empezó a vaciarse el patio, y solo quedaron algunos hombres jugando a cartas y bebiendo brandy y nosotros. 

Y así pasó nuestro día en Binalonan. 

domingo, 11 de febrero de 2018

DIA 11. BANAUE


18 de Agosto de 2015

Quedamos a las 8 para ir a Banaue. Creíamos que teníamos 3 horas de viaje desde casa de María (en Filipinas no te pudes fiar de google) lo que ya nos parecía un poco locura para hacerlo en el mismo día. Pero cuando nos subimos al coche nos enteramos que son 6h!! Madreeee que nos vamos a pasar el día en el coche. Nos llevaron 2 familiares de Maria. Vaya tela... qué fallo! Pero por otra banda, no nos queríamos ir de allí sin verlo. 

A mitad de camino paramos a comer en un chowking (qué bueno que estaba el Siopao). Cuando estábamos a unos 25 kms. de Banaue nos cayó el diluvio universal. Oh my God!!!! Yo pensaba que nos quedábamos allí... en la carretera había unos "charcos" enormes , miraba y el coche que nos seguía estaba con el agua casi a media rueda... Llegaremos?? Por un momento pensé que dábamos media vuelta y que las casi 6h de coche no habían servido de nada. Pero la lluvia nos dio una tregua y finalmente llegamos a la oficina de turismo de Banaue. Que por cierto, nos cobraron 20PHP por decirnos que hay 4 miradores, y que podíamos ir a ver Bataad, otra zona de terrazas cercana a Banaue. 




Como llegar a Banaue

Desde Manila, con la compañía de autobuses  Ohayami Trans, que salen cada día sobre las 22.00h, y que tras un viaje nocturno de unas 9 horas llegas a destino.

**Oficina Ohayami en Manila: Cor. Fajardo St. , Lacson Ave

El viaje de vuelta, Banaue - Manila, operado por la misma compañía Ohayami Trans, sale cada día a las 19h.


**Oficina Ohayami en Banaue: Poblacion, Marker, Town Center

El precio por trayecto es de 490 PHP. 


Qué ver en Banaue

Banaue es un municipio rural del norte de la isla de Luzón, a unos 500 kms de Manila. Principalmente, se conoce Banaue y sus alrededores, por tener unas increíbles terrazas de arroz esculpidas en las montañas, como por ejemplo, las terrazas de arroz de Batad y Bangaan, que con cerca de 2000 años de antigüedad son declaradas como Patrimonio de la Humanidad. 



También como curiosidad, las terrazas de arroz de Banaue es l imagen de los billetes de 1000 PHP. 

Para ver las terrazas de arroz, lo mejor es subir al mirador que está a unos 8 km del Banaue, siguiendo la carretera de Bontoc, y de ahí ir bajando hasta llegar al pueblo de nuevo. 

Para hacer el recorrido, se puede hacer cogiendo un jeppney que te deje en alguno de los miradores y bajar caminando, o alquilar un triciclo que te vaya haciendo las paradas en los cuatro miradores que hay, o también, en la oficina de turismo, se pueden concertar guías para ir a cada uno de los miradores. Es aconsejable ir a partir del mediodía por la posición del sol. 








Además si vais a estar varios días, también hay varios senderos para hacer trekking por las terrazas de arroz. En la oficina de turismo os darán toda la información que necesiteis.

En los alrededores de Banaue, se encuentra Batad, donde están las famosas terrazas de arroz en forma de anfiteatro y, como ya he dicho antes, las que se llevan el título de Patrimonio de la Humanidad. Para llegar a Batad es un poco más difícil, hay que intentar coger un jeepney en Banaue que te deje en Batad Saddle, y caminar como 1h para llegar a las terrazas de arroz; o como mínimo en Batad Junction, pero entonces hay que sumarle el tiempo de caminar cuesta arriba hasta Saddle. Los triciclos solo llegan hasta Batad Junction porque son incapaces de subir la pendiente hasta Saddle.  


http://www.banaue.info/whattosee.html



Otro de los puntos de interés cerca de Banaue es Sagada, y su impresionante cueva de piedra caliza Sumaging, la Cueva Entierro (Lumiang) y los ataúdes colgantes. Para llegar o bien se contrata una furgoneta o en jeepney hasta Bontoc y allí cambiar y coger otro jeepney hasta Sagada. 

Después de toda esta info y retomando nuestra aventura de Banaue, nuestro plan inicial era pasar una noche en Banaue e ir a Batad, pero hubo un cambio de última hora, y es que nuestros amigos se iban un día antes. Con lo cual se nos complicó la logistica. Ellos no podían quedarse a hacer noche, y nosotros nos planteamos quedarnos esa noche, pero el bus hacia Baguio salía a las 19h del día siguiente y en  Baguio coger otro dirección Manila que hacía parada en Binalonan. Si hacíamos esto no llegaríamos a casa hasta el 20 por la mañana, con lo cual nos perderíamos la cena de la que tanto nos habían hablado. Y es que, al día siguiente la familia de Maria preparaba una cena en casa, donde acudía familiares y amigos del pueblo.

Así que al final, decidimos bajar todos. Dimos una vuelta por el pueblo de Banaue, aprovechando para comprar algún que otro regalo y volvimos a casa.








lunes, 25 de diciembre de 2017

DIA 10. DE PUERTO PRINCESA A BINALONAN

17 de Agosto de 2015


Nos levantamos pronto porque habíamos quedado con el chófer de la van para hacer una excursión por Puerto Princesa. Después de buen un desayuno en Michelle Pension al que no le faltaba de nada(bueno sí, pan... pero ya me estaba intentando acostumbrar a sustituirlo por el arroz...), ya estábamos listos para ver que nos ofrecía Puerto Princesa.



Lo que hicimos aquel día fue una excursión, que bueno.. fue más bien para rellenar la mañana, no es nada del otro mundo. 


Palawan Wildlife Rescue and Conservation Center (Cocodrile Farm)


La primera parada la hicimos en un "Centro de Rescate y Conservación de Cocodrilos". Bueno, qué decir, aquí te puedes hacer una foto cogiendo un cocodrilo..Personalmente a mi estas cosas no es que me hagan mucha gracia, y menos todavía cuando vi que el pobre animal tenía la boca cerrada con celo... En fin...




Rancho de Santa Monica (Mitra's Ranch)


La siguiente parada la hicimos en el Rancho Santa Monica, donde hay varias cosas para hacer, las niñas dieron un paseo a caballo, mientras otros se tiraban por la tirolina. 


Baker's Hill


Después nos llevó a Baker's Hill, una antigua panadería que se fue transformando hasta llegar a ser una especie de parque temático, sobretodo ambientado en dibujos animados: blancanieves y los siete enanitos, Shrek... Dentro de este parque (gratuito) hay varios restaurantes donde poder comer y por supuesto, también la panadería y poder degustar pastas y dulces filipinos.




Catedral de La Inmaculada Concepción


La última parada la hicimos en la Catedral de la Inmaculada Concepción, una bonita y sencilla iglesia neogótica de 1872. De las iglesias que visitamos en Filipinas me pareció una de las mejor conservadas. 





Plaza Cuartel

Enfrente de la catedral, se encuentra la Plaza Cuartel, un lugar con mucha historia. Hay varios paneles informativos por el parque que te relata los sucesos que allí tuvieron lugar durante la Segunda Guerra Mundial. En esos entonces era una defensa militar, cuando los soldados japoneses quemaron a 150 prisioneros, de los cuales 11 consiguieron escapar.  






Antes de las 13h ya estábamos en el aeropuerto de Puerto Princesa, que es uno de los aeropuertos más pequeños que hemos visto, así que podéis imaginar que mucho entretenimiento no tiene... (me consta que ahora está algo cambiado, algo más grande)


Llegamos a Manila con casi  una hora de retraso. Allí nos estaban esperando para llevarnos a Binalonan, el pueblo de María y donde pasaremos las tres noches siguientes. En el momento de coger el coche en el aeropuerto, nos dimos cuenta del caos que es Manila. Ya nos lo habían contado, pero nada como vivirlo en primera persona. Tardamos una hora en salir de aquella ciudad caótica, y tras tres horas de viaje llegamos a casa.

sábado, 25 de noviembre de 2017

DIA 9. DE EL NIDO A PUERTO PRINCESA

16 de Agosto de 2015

Nota importante!

No me quiero hacer pesada al repetir que en Filipinas se pierde mucho tiempo en moverse de un sitio a otro. Tienes que contar que vas a perder básicamente un día en el traslado, por eso es muy importante no querer abarcar mucho, es decir querer visitar muchas islas, sino centrarse en 2 o 3 zonas (siempre dependiendo del tiempo que dure tu viaje) y explotarlas al máximo.

*********

Dicho esto... desayunamos en nuestro último día en Cadlao, y aprovechamos para comprar unos souvenirs en la tienda del resort. También fuimos hasta el pueblo, donde nosotros aprovechamos para cambiar algo de dinero, y las niñas se compraron un helado en pan de brioche, algo muy raro.... 



Helado con Brioche

Calles de El Nido

Y mientras nos venía a buscar el chófer de la VAN, aprovechamos para reservar el hotel de Puerto Princesa, que como hasta último momento no decidimos que íbamos hacer no teníamos nada reservado.
A las 11h pusimos rumbo a Puerto Princesa, qué rápido se nos había pasado los 2 días en El Nido, me fui de allí convencida de que sería un sitio al que volvería... y aun hoy sigo pensando que volveré...

Antes de salir de El Nido, hicimos una parada rápida en "un mirador" desde el que se veía la Playa de las Cabañas, otra que no pude tachar de mi lista por falta de tiempo.

Vistas a la Playa de las Cabañas, El Nido


Otra vez aquel camino, a ratos asfaltados, y a ratos sin asfaltar, que se hace bastante pesado, la verdad. Llegamos a Roxas, donde volvimos a hacer la parada para comer algo.

Sobre las 17h llegamos a Puerto Princesa. Durante el viaje, hablando con el chófer, nos dijo que conocía un sitio para comprar souvenirs muy bien de precio en Puerto Princesa, y antes de llegar al hotel, hicimos una parada técnica allí. :)  

Llegamos a Michelle Pension, nuestro hotel para aquella noche (1.620PHP/noche). Al llegar nos recibieron con un riquísimo jugo de papaya. Un sitio sencillo, habitaciones amplias, con aire acondicionado y limpias, y además, nos trataron de maravilla.



Habitación de Michelle Pension


Para cenar pensamos en ir a un centro comercial que nos había dicho la dueña de la pensión, y ella misma se ofreció a llevarnos. Curioseamos un poco el centro comercial y cenamos en los famosos Jollibee. Para entendernos, el Jollibee viene a ser el Mc Donalds filipino, fast-food. Tenemos que decir que nosotros nos viciamos a sus helados (parecido al Sundae del Mc Donalds) y cada vez que veíamos un Jollibee, no nos podíamos resistir... :)



Michelle nos ofreció la excursión del Underground River para hacer al día siguiente, pero nuestro vuelo salía a las 14h, y pensamos que era un poco justo hacerla... Así que muy a nuestro pesar, porque le teníamos ganas a esa excursión, rechazamos su oferta. Además, como antes ya habíamos decidido que no visitaríamos el Underground River, le dijimos al chófer que nos había traído de El Nido de hacer algo al día siguiente, por la mañana. Nos dijo que ningún problema, que nos llevaría a ver cuatro cosas que estuviesen cerca de Puerto Princesa y luego nos dejaría en el aeropuerto. 

jueves, 23 de noviembre de 2017

DIA 8. EL NIDO: TOUR C

15 de Agosto de 2015



Habíamos quedado con los chicos del "Lovelyn" a las 9.30h, un poquito más tarde que el día anterior, ya que íbamos a hacer solamente el TOUR C y no íbamos a hacer tantas paradas como en el Tour Combo del A y C. Esta vez no pudieron venir a buscarnos, por lo que tuvimos que coger Unos trycicles. Cuando llegamos nos dijeron que íbamos a hacer el Tour C a la inversa, para no encontrarnos tanta gente en los puntos de parada. Nosotros estuvimos muy cómodos con los chicos de la bangka, totalmente recomendables para hacer las excursiones por las islas de El Nido.

Primera parada, Hidden Beach, una preciosa playa que queda escondida a menos que te adentres por un estrecho paso entre dos rocas, como si fuera un callejón sin salida en el que te topas con una preciosa playa. La pena fue que en esta playa nos encontramos con mucha gente, demasiada.




 




La siguiente parada la hicimos en Star Beach. Mientras los chicos de la bangka nos preparaban la comida, nosotros aprovechamos para hacer un poco de snorkel. Ésta también es una playa de arena blanca, pequeña y por supuesto preciosa! En Star Beach estuvimos solos prácticamente todo el rato. Fue genial! Y la comida, de nuevo estaba brutal.



Llegando al Paraíso... Star Beach


Star Beach


Después de comer nos llevaron a Secret Beach, otra playa secreta. En este caso hay que nadar por una grieta entre las rocas para llegar a la playa.

 
Al salir de Secret Beach, el chico nos propuso de no parar en Matinloc, porque  nos dijo que era una isla con muchos mosquitos, y que si preferíamos, nos llevaba a hacer snorkel en una zona que conocían que había muchos corales y gran variedad de peces. Nosotros aceptamos su oferta, y yo creo que escogimos la mejor opción.

Lo que vimos allí fue alucinante: muchos peces de colores, entre ellos los conocidos "nemos", corales, y hasta una tortuga. Eso sí, la profundidad aquí era considerable, y depende de la zona, mirabas para abajo y no se veía nada, solo oscuridad....




La última parada la hicimos en Helicopter Island, una isla que, vista desde lejos, tiene la forma de un Helicóptero.  De nuevo estamos en una playa solitaria, una playa en la que nadamos con bancos de peces de colores, y alguna que otra medusa....






Al volver, la bangka nos dejó cerca del hotel, podíamos ir andando. Nada más bajar de la bangka comenzó a llover... qué suerte otra vez!!! Yo creo que tuvimos mucha suerte con el tiempo, y ya no solo en El Nido, sino en todo el viaje en general. 

Así que mientras nos duchábamos, llovió bastante, pero bueno, ya nos daba igual, era nuestra última noche en El Nido! :( El cielo que se quedó después de la lluvia fue un espectáculo. Momento de tumbarse, relajarse y disfrutar de donde estábamos. 




Por la noche, después de cenar, estuvimos mirando qué íbamos a hacer los dos días siguientes, porque nos movíamos a Puerto Princesa y no teníamos muy claro el planning.... Queríamos hacer la excursión al Underground River de Puerto Princesa, pero no sabíamos si tendríamos tiempo suficiente....


*******

Os dejo el vídeo que hizo María de los días que estuvimos en El Nido, se entenderá mejor cuando digo que hay que meterse por un hueco entre las rocas para acceder a las cuevas o a alguna que otra playa: 



domingo, 5 de noviembre de 2017

DIA 7. EL NIDO: TOUR A Y B

14 de agosto de 2015

Primer día en El Nido, pero nos despertamos con un gran bajón anímico... estaba lloviendo!!! Aaaarrgg, estábamos en El Nido y estaba lloviendo, no podía ser!! Bueno, en realidad era lo más normal, porque Agosto no es una muy buena época para ir a Filipinas, y esto nos podía pasar.

Hablamos con los chicos que habíamos contratado el tour, y nos dijeron que no había problema, que íbamos a hacer el tour igualmente. 


Así nos amanecía el día en El Nido

Ya cuando llegamos al punto de donde partíamos con la bangka, no llovía. Pero estaba el cielo muy tapado. Así que nos dispusimos a hacer el Island Hopping (así es como se les llama a este tipo de tours, que te llevan de isla en isla) y el cielo cada vez se iba despejando más... :)

Hoy íbamos a hacer el Tour A y B, los tours se pueden hacer por separado, o hacer un combo, como hicimos nosotros ese día. En el precio también te incluyen la comida, y en nuestro caso, la comida estaba deliciosa. 


Nuestra bangka para los Tours de El Nido


La primera parada la hicimos en 7 Commando Beach, una playa de arena dorada, y agua turquesa. Aquí nos dejaron un rato para bañarnos, tomar el sol, hacer un poco de snorkel... lo que quisiéramos. Esta es una de las playas menos vírgenes que pisamos en El Nido, pero eso todavía no lo sabíamos, así que estábamos sorprendidos igual.


Seven Commando Beach

Seven Commando Beach

Seguimos la ruta por Big Lagoon, pero aquí no hicimos ninguna parada, donde si que paramos fue en Small Lagoon. Esto empezaba a ser impresionante.... nunca había visto nada igual. Nos tiramos al agua enseguida, estábamos ansiosos por tirarnos. Allí hicimos snorkel, y en ese momento es cuando descubrí que el fondo marino de Filipinas es espectacular. 


Small Lagoon

Small Lagoon


Cuando subimos a la bangka de nuevo, nos tomamos unos helados que compramos allí mismo en una "bangka tienda de helados", y así reponer fuerzas, no sé a vosotros, pero a mí el agua me agota. 

Llegó la hora de hacer parada para comer en la paradisíaca Shimizu Island. Allí mismo nos prepararon un cerdo a la brasa con una salsa espectacular, y un pescado a la brasa brutal, y también teníamos ensalada, otros tipos de salsa, y para acabar fruta.... mmmmm qué ricos los mangos de Filipinas... :) 


Shimizu Island


Mientras los chicos preparaban la comida nosotros estábamos chapoteando, haciendo fotos y en definitiva, disfrutando de aquella isla paradisíaca. :) Al principio había más gente haciendo la parada de comer, pero no tardaron mucho en irse, y nos quedamos con toda la playa para nosotros. 


Una de nuestras comidas en El Nido

Después de comer, la siguiente parada fue en Secret Lagoon. una laguna pequeña y tranquila , a la que se accede por un huequito que hay entre la pared de rocas que separa el mar de la laguna. Un sitio curioso, en el que se puede "ver" un cocodrilo entre las paredes de roca que envuelven esta laguna secreta. Como no te digan donde está la roca que tiene forma de cocodrilo... no es que sea muy evidente... jejejej

De vuelta a la bangka para ir a Snake Island, dos islas unidas por una bancada de arena, y que, dependiendo de la marea, se ve un hilito de arena, como si de una serpiente se tratase. Subimos hasta el mirador, desde donde se ve muy bien como se unen estos dos islotes.  


Snake Island

Vistas desde el mirador de Snake Island

En este combo que hicimos de tour A y B, también paramos en Cudugnon Cave y Cathedral Cave. En la primera también entramos por un pequeño agujero entre las rocas, como en Secret Lagoon.

Y ya la última parada la hicimos en Pinagbuyutan Island, pasando de largo por Lagen Island Resort, una de las islas que cuenta con un resort, en el que las habitaciones no deben ser nada baratas...

Cuando llegamos a Pinagbuyutan Island, estábamos solos, y aquí si que nos dejaron de nuevo bastante tiempo para hacer lo que quisiéramos... unos tumbados en la arena, otros haciendo snorkel, y los guías que se fueron a buscar erizos de mar... Era momento de hacer una valoración de todo lo que habíamos visto durante el día, qué era lo que más nos había gustado y qué lo que menos... Yo, sin duda, me quedo con Small Lagoon, y Shimizu Island como lo mejor del día. 




El tiempo nos había respetado todo el día, y ya justo cuando llegamos a tierra, empezó a lloviznar de nuevo y mientras nos duchábamos cayó un buen chaparrón, que creo que dejó aun más bonito las vistas que teníamos desde el resort. Nos tomamos unas "San Miguel" y a disfrutar del momento. 





Y así nos despedimos del día, pensando en el tiempo que nos haría al día siguiente, cruzando los dedos para que tuviésemos un día sin lluvia. Qué pasará???

*******

Os dejo el vídeo que hizo María de los días que estuvimos en El Nido, se entenderá mejor cuando digo que hay que meterse por un hueco entre las rocas para acceder a las cuevas o a alguna que otra playa: 




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...