lunes, 9 de octubre de 2017

DIA 6. DE ALONA BEACH A EL NIDO, PALAWAN

13 de Agosto de 2015

Tocaba día de traslado. 

Aprovecho para recordar, que moverse de un sitio a otro en Filipinas te llevará, en muchas ocasiones casi el día entero, con lo que es un tema que hay que tener en cuenta cuando organizas el viaje. Por ejemplo, nosotros de Alona Beach (Bohol), a El Nido, teníamos que coger una van, un ferry, una van, un avión, y una última van durante 6h desde el aeropuerto de Puerto Princesa a El Nido.
Nuestro día empezó con un buen madrugón, el chófer nos pasaba a buscar a las 5.45h. Y es que teníamos que coger el primer ferry para llegar a Cebú, para llegar a tiempo  y coger el avión a la isla de Palawan, que salía a las 14h. Esta vez nos cobraron importes diferentes en la terminal del puerto, 50 php por maleta facturada y una tasa de 15 php.


El trayecto, al igual que el de ida, fue de 2h. Y una vez en el puerto, directos hasta al aeropuerto, para esperar al avión que nos llevaría a una de las islas más famosas de Filipinas, Palawan, donde al norte se encuentra El Nido.

En El Nido también hay un pequeño aeropuerto, con pista de tierra para avionetas, pero el precio es bastante más caro. Así que la opción más habitual es coger un avión hasta Puerto Princesa, y desde allí en Van, compartida, llegar a El Nido tras unas 6h de viaje…. Una tortura vamos. Hay unos 230 kms de distancia, y según google te calcula una ruta de 4h y poco, lo que google no sabe que en algunos tramos, la carretera es malísima, y la velocidad no es la misma…. Aunque la verdad es que conducen a todo gas por allí, y el estado de la carretera da un poco igual...

De Puerto Princesa a El Nido, Palawan
Fuente: MyMaps de Google

Buscamos una van para los 11 en la que fuésemos cómodos, que tuviese aire acondicionado, y bien de precio. La conseguimos por 4.000 php. Y en la primera media hora de trayecto, ya teníamos contratados los tours de los días que íbamos a estar en El Nido. Un día haríamos el tour A y B y otro día el Tour C, por 1.000 php/pax.

El viaje se hace largo por lo que decía antes, el estado de la carretera, había tramos que no estaba asfaltado, por ejemplo, y también nos llovió en algunos momentos. Seguramente a día de hoy ya habrá cambiado algo la cosa, porque cuando nosotros fuimos ya había cambios respecto a un par de años antes. Paramos a cenar a mitad de camino, en Roxas, en un bar/chiringuito de carretera, donde no había mucha variedad pero suficiente para llenar el estómago: un poco de cerdo en adobo y unos noodles de sobre.


Llegamos sobre las 22h al Nido y fuimos directos al hotel, nosotros hicimos el check-in sin problemas, pero nuestros amigos, que se alojaban en un resort cerca del nuestro, cuando llegaron allí no había nadie... parecía que estaba abandonado. Al final con la ayuda del dueño de nuestro hotel, pudieron contactar con el dueño del otro hotel y así poder dormir en las habitaciones que tenían reservadas. 

Nosotros nos alojábamos en Cadlao Resort & Restaurant. Es un hotel bastante nuevo, del 2011 (y según me han dicho, lo han ido aumentando en estos 2 años) que no es nada barato para ser Asia, pero estuvimos muy cómodos. La habitación era grande y limpia y tenía las zonas comunes muy cuidadas y unas vistas impresionantes. 



jueves, 10 de agosto de 2017

DIA 5. CHOCOLATE HILLS, TARSIERS, LOBOC RIVER Y ALONA BEACH,

12 de Agosto de 2015



La primera noche en Filipinas fue pasada por agua. Cayó una buena tormenta. Yo pensaba... uff... este va ser el temporal que vamos a tener todos los días, porque es época de lluvias, nos va a hacer unos días super feos, a quién se le ocurre ir a Filipinas en Agosto, no vamos a poder disfrutar de las playas y sus fondos marinos... Eso era todo lo que pasaba por mi cabeza mientras escuchaba la lluvia caer.

Bueno, pues ya veremos que días nos hace el resto del viaje, pero de momento después de caer el diluvio universal, el día amaneció soleado, y ya de buena mañana picaba el sol.

Yo estaba superemocionada, y nada más despertarme tuve que salir a inspeccionar el terreno, ya que por la noche ya se sabe... todos los gatos son pardos, y poca cosa pudimos ver.

Salí a dar un paseo, Albert se quedó durmiendo un poco más, y fui hasta la playa, era la primera playa que veía fuera de Europa, y claro me provocaba cierta curiosidad! A esas horas estaba tranquila, los pocos comercios que había (centros de buceo y snorkel) empezaban a abrir y a organizarlo todo.





A las 9 habíamos quedado con el chófer que nos había traído del puerto el día anterior para hacer la ruta por Bohol por 2500 php.

Puntualmente, a las 9h el hombre estaba allí. La ruta que hacimos es la habitual en Bohol: Chocolate Hills, Tarsiers y Rio Loboc.

Salimos los 11 en nuestra "van" hacia las Chocolate Hills. Por el camino paramos un par de veces antes de llegar. Hicimos parar al chófer en Man Made Forest, que no es más que un espeso bosque artificial de caobas. De camino, también vimos la Iglesia de Baclayon, la segunda iglesia más antigua de Filipinas, y que se encuentra en obras porque el terremoto que hubo en 2013 destruyó parte de ella. 


Tardamos en llegar sobre poco más de hora y media a las Chocolate Hills. Cuando nos bajamos de la "furgo" hacía un calor sofocante, y nos quedaba subir toda la escalinata para llegar al mirador. Menos mal que al rato se nublo, porque aquel calor con aquel sol era insoportable. 


Las Chocolate Hills son unas formaciones geológicas en forma de colina, que se reparten sobre una superfície de 50 kms. En la época de lluvias, estan cubiertas de verde por la hierba, y en la época seca se vuelven marrones, de ahí su nombre. 

Entrada a las Chocolate Hills: 50 Php







La siguiente parada fue en el Centro de Conservación de los Tarsiers, (Loboc), donde pudimos ver hasta 7 tarsiers. Y digo pudimos, porque realmente son tan pequeños que son díficiles de ver, además su color marronoso, se confunde con el follaje de los árboles. Así que si ves a alguien parado enfrente de un árbol haciendo una foto, ya puedes buscar al animalito... 

Entrada al Centro de Conservación de Tarsiers: 60 Php






Antes de seguir la ruta, recargamos pila con un buen coco...














Y la última parada de la excursión fue en Loboc River. Aquí lo habitual es coger la barca que te da un paseo por el río, y aprovechar para comer allí. La comida es tipo buffet, y no estuvo nada mal, había un poco de todo: ensalada, pansit (los fideos al estilo filipino), brochetas de pollo, gambas....




Después de comer, volvimos para nuestro hotel, y al llegar aprovechamos para estirarnos un rato en aquella arena tan blanca que había en Alona Beach, y ver cómo iba cayendo el sol.  





Para cenar, en la misma playa de Alona Beach hay varios sitios, y en mucho de ellos, tienen el pescado expuesto para que tu escojas la pieza que más te gusta y te la cocinan como quieras. Así que, a la hora de escoger sitio para cenar, nos guiamos por la parada de pescado que más nos llamó la atención. Tengo que decir, que cenamos superbien, claro está que el pescado y el cocinado lo eligió la familia de María, que seguramente elegirían mejor que nosotros. 

Cena: 1100 Php




domingo, 23 de julio de 2017

DIA 4. DE HONG KONG A FILIPINAS

11 de Agosto de 2015


Llega uno de los momentos más esperados del viaje, dar el salto a las islas de Filipinas, nuestro destino principal.

Cómo ir de Hong Kong al aeropuerto

Esta vez decidimos coger el Bus A11, que es la línea que te lleva al aeropuerto. Además, teníamos parada justo enfrente de nuestro hotel, así que nos iba perfecto.  El billete sencillo de bus cuesta 40HKD.

Nuestro vuelo con Cebú Pacific Air salió con bastante retraso, embarcamos rápido, pero estuvimos mucho tiempo esperando para que nos dieran pista para despegar. En general, en todos los vuelos que cogimos en el viaje, que no fueron pocos, y todos con esta compañía, funcionaron bastante bien. 

Al llegar a Cebú, inmediatamente tuvimos que cambiar el chip, estábamos en Cebú, Filipinas, y esto era otra cosa distinta a lo que habíamos visto hasta ahora. 

Al salir por la puerta de la terminal, ya nos estaban ofreciendo furgos para llevarnos al puerto. Nosotros contábamos con la ventaja que éramos 11 personas, y llenábamos una van. Sino, lo normal allí, por lo que vimos, es compartir van. 

De camino al puerto, ya empezamos a ver la realidad de un país como Filipinas. Chabolas a pie de carretera y mucha gente malviviendo.

Cómo llegar a Bohol?

Para llegar a Alona Beach desde Cebú hay que coger un ferry de 2 horas, con destino a Tagbilaran y una vez allí, hay que coger una Van o taxi para llegar allá donde estéis alojados.

Diariamente salen varios ferrys que hacen el trayecto Cebú - Tagbilaran con la compañía Oceanjet, que es la que nosotros utilizamos. 


Horarios de la compañía Oceanjet

El ferry nos costó 500 PHP/pax (aunque en la web ponía 800 PHP). El viaje fue bastante tranquilo, es un barco grande y no es de los que te da la sensación que las olas son más grandes que el propio barco.... que también tuvimos de esos. 


En Filipinas hay que tener en cuenta que....


  • A parte del precio del billete (ya sea de ferry o avión) seguramente en puerto o aeropuerto te cobrarán más tasas, de las que no te puedes librar. En nuestro caso, pagamos tasas por las maletas (no sé si por el hecho de subirlas al barco o qué, porque el precio también puede variar o ni existir) o para poder pasar a la siguiente sala del aeropuerto...
  • Para desplazarte de una isla a otra, vas a perder un día, por lo que es importante tener una ruta clara y organizarte bien dependiendo de los días que va a durar tu viaje. Es decir, no querer abarcar muchos destinos, porque te pasarás los días en aeropuertos, puertos, van, etc... y no vale la pena. 

Dicho esto, a nosotros en Cebú nos tocó pagar unos PHP por maleta, sino recuerdo mal eran 20PHP. 

Cuando llegamos a Tagbilaran, de nuevo había taxis/vans a la salida del puerto, para llevarte al hotel. Cogimos una van para los 11, y en media hora estábamos en la puerta del Flower Garden Hotel, nuestro alojamiento para las próximas 2 noches. 

El hotel estaba muy bien con una pequeña piscina y cerca de la playa, nosotros pagamos 3900 PHP por la habitación doble.

Al final entre una cosa y otra, era ya la hora de cenar (ya habíamos perdido un día en el traslado de Hong KOng a Alona Beach) y como era de noche, había poca iluminación en la calle, y estábamos algo cansados, no nos complicamos mucho y optamos por coger algo de comida en unos puestos callejeros que había al lado del hotel. 

Cenamos un poco de arroz (os vais a hartara arroz en Filipinas, imagino que como en cualquier otro destino del sudeste asiático), cerdo en salsa, salchichas y unos rollitos rellenos de carne y verduras. La cena nos sentó genial, después de malcomer durante todo el día.

Para cenar, cogemos comida en unos puestos callejeros que teníamos al lado del hostel. Cerdo en salsa, salchichas, rollitos, arroz, . 

Después de la cena nos dimos un bañito en la piscina antes de irnos a dormir. 

La piscina del hotel al día siguiente


domingo, 9 de julio de 2017

DIA 3. HONG KONG: BIG BUDDHA DE LANTAU + KOWLOON

10 de Agosto de 2015

Esto... emmm...nos despertamos a las 12h!!! Diooosss!! Nos hemos dormido!!

Hoy teníamos que madrugar para ir al Big Buddha de Lantau. Uff... comencé a estresarme pensando que ya habíamos perdido casi toda la mañana, pero reaccionamos enseguida y salimos lo más rapido que pudimos del hotel. Para desayunar, nos cogimos alguna cosa de take away en un Pacific Coffe que teníamos al lado, y sin perder mucho tiempo cogimos el metro.

Para llegar a la isla de Lantau, y más concretamente al Big Buddha que se encuentra en Ngong Ping Village, la parte más elevada de la isla,  hay que coger el metro hasta Tung Chun (más o menos se tarda alrededor de 1 hora en llegar), y una vez allí, seguir a la gente para coger el Cable Car (165 HKD) que te lleva "hasta los pies" del Buda.




Cuando salimos del metro nos empezó a llover, vaya día, primero nos dormimos y ahora nos llueve...

Para comprar las entradas había bastante cola, cosa que se puede evitar si las llevas compradas desde casa, ya que es una fila diferente. Así que entre una cosa y otra, cogimos el Cable Car que eran casi las 14h. A pesar de todo, no nos podíamos quejar, porque nos había ido todo bastante coordinado, teniendo en cuenta que solo hacía 2h que nos habíamos levantado.

Continuaba lloviznando, y además había mucha niebla, por lo que nos restaba visibilidad. Por suerte tampoco era una gran tormenta, como la que del día anterior en Times Square, porque tener que coger el cable car con aquella lluvia, no sé yo.. Aunque es cierto, que había carteles, que decían que con tormenta eléctrica, el cable car no funciona.

El trayecto en el Ngong Ping 360, así es como se llama el cable carduró unos 30 min, y las vistas bien merecen la pena, porque llegado a un punto puedes fotografiar el Big Buddha desde una buena perspectiva. 




Para subir al Big Buddha hay que coger aire, porque hay que subir nada más y nada menos que 268 escalones. 




El Gran Buda, sentado sobre una flor de loto, simbolizada la unión del hombre con la naturaleza y  es una extensión del Monasterio Po Lin, que también visitamos al bajar de ver la gran estatua.
En el templo se encuentran tres estatuas de Buda que representan el pasado, el presente y el futuro.





A pocos pasos del Big Buddha se encuentra el Wisdom Path (Sendero de la sabiduría), que nosotros como íbamos justos de tiempo, no llegamos a ver. Para los que no vayan tan justos como nosotros, decir que el sendero recorre una serie de 38 estelas de madera con versos del milenario Sutra del Corazón, una de las oraciones más famosas del mundo.

Decidimos volver sobre las 16.45h, hora en la que ya se empiezan a formar colas en el teleférico, porque el último es a las 18h.

A las 17h habíamos quedado con María en el Ferry para cruzar a Kowloon, pero lógicamente, no llegábamos. Así que fuimos directos para Kowloon para encontrarnos en la torre del reloj.

Para cruzar a Kowloon, tienes varias opciones, entre ellas coger el ferry o ir en metro y bajarte en Mat Tsu Shui, que tiene salida a la Avenida de las Estrellas.

Una vez nos encontramos con los demás, dimos un paseo por la Avenue of Stars, encontrándonos con todo tipo de personajes y disfrutándo del Skyline de Hong Kong. 





Mientras paseábamos nos fue cayendo la noche, dejándonos con imágenes tan bonitas como estas... 





Cada día a las 20h hacen lo que llaman Symphony Of Lights, que no es nada más que ver desde el lado de Kowloon como se iluminan los grandes edificios al ritmo de la música. Para mi opinión se puede prescindir de espectáculo al que concentra a tantísima gente en esta zona, pero lo que si es imprescindible es disfrutar por la noche del Skyline de Hong Kong. Es una maravilla!

Para cenar, esta vez optamos por un local pequeñito donde hacían noodles y que lo vimos muy auténtico, que me encantaría saber el nombre, porque realmente estaban buenísimos. 




Dimos los últimos paseos por Hong Kong antes de irnos a dormir. Mañana empieza lo que será la parte principal del viaje, saltamos a las islas de Filipinas!!! :)

martes, 27 de junio de 2017

DIA 2. YA ESTAMOS EN HONG KONG. MAN MO TEMPLE Y VICTORIA'S PEAK

9 de Agosto de 2015


Cuando por fin llega el momento de embarcar para Hong Kong, entrego mi billete en la puerta de embarque como viene siendo habitual, me lo "devuelve" (sin haberme dado cuenta ni de que la azafata me lo había cambiado) y le pregunta a Albert si viaja conmigo. Yo me giro, miro a Albert para ver que le dicen, y es cuando él me dice... Eli!! Mira tu billete, que nos han cambiado a Business!!! Y yo en mi mundo empanado... Como??? Qué ??? En serio??? ... Pues sí!! Nuestra primera experiencia en Business para un vuelo de 8h... by the face. 


A Hong Kong llegamos a las 7 a.m., y todo es muy rápido, tanto el control de pasaportes como el recoger las maletas de la cinta. Lo primero que hicimos es dirigirnos al mostrador del MTR para comprarnos la Octopus Card y un billete simple hasta Tsin Yi. 

Qué es la Octopus Card?

La Octopus Card es una tarjeta monedero para poder pagar los billetes de transporte público en la ciudad y también en algunas tiendas, como Seven Eleven y Mc Donalds. Para obtener la tarjeta por primera vez, tienes que pagar 50 HKD, de los cuales 41 HKD serán reembolsables si devuelves la tarjeta al irte (así que al final la tarjeta te cuesta únicamente 9 HKD). A partir de ahí, vas recargando en función de lo que necesites. Nosotros hicimos una recarga de 100 HKD para cada octopus, y la usamos básicamente para  el transporte público. Es muy cómoda, porque te olvidas de estar teniendo que comprar el billete sencillo cada vez que coges el metro/ferry...  


Cómo ir desde el aeropuerto hasta Hong Kong?

Para llegar a Hong Kong - Central, hay varias opciones:
  •  Ir en taxi, y pagar los casi seguramente 300 HKD, lo que te saldrá a cuenta si viajáis 4 o compartís taxi. 
  • Ir con el Airport Express, que llega hasta Hong Kong - Central en media hora ya que solo tiene 3 paradas: Tsin Yi (60 HKD, 14 minutos) Kowloon (90HKD, 22 minutos) y Hong KOng (100HKD, 24 minutos).
  • Combinar el Airport express y el metro (MTR). Coger el Airport Express hasta la primera parada, Tsin Yi (60HKD), y una vez ahí coger el MTR para llegar hasta Hong Kong. Además si utilizas la Octopus Card, solo pagarás el importe del Airport Express, ya que si continuas en metro es gratuito. 

Después de casi 1 hora llegamos al hotel, pero no tenían nuestra habitación preparada, seguía siendo muy temprano para hacer el check-in...


Así que empezamos nuestra visita turística por Hong Kong. Cogimos el metro (teníamos una estación al lado del hotel) y nos bajamos en Central Station. Empezamos por Pedder Street, una pequeña calle comercial que nos llevó a Queens Road, que fue la primera calle construida por los británicos  en HK y calle principal en aquella época colonial. Aun hoy sigue siendo el eje principal de HK.  

En nada llegamos al Man Mo Temple, un pequeño y modesto templo, repleto de incienso por todos los rincones, que está dedicado el Dios de las Letras (Man) y al Dios de la Guerra (Mo), y que a mi parecer se merece hacer parada.  










Volvimos a la estación de Central por Hollywood road, cuando nos encontramos con las Mid-Level Escalators, las famosas escaleras mecánicas que te suben o bajan, dependiendo de la hora: hasta las 10.20h las escaleras son de bajada, y desde las 11h hasta las 23h son de subida. Principalmente es para facilitar la logística a los hongkoneses que se mueven a pie por la ciudad para ir a trabajar, por ejemplo. A primera hora de la mañana facilita llegar al trabajo, mientras que ya a partir de media mañana ayuda a todo aquel que quiera regresar a casa. La escalera de 800m de longitud se compone por tramos, por lo que puedes bajarte en aquel sitio que más te convenga.




Llegamos de nuevo al hotel, estábamos deseando de estirarnos en una cama, y tanto es, que nos quedamos fritos hasta las 17h.

El objetivo que teníamos fijado para esa tarde era subir al Victoria's Peak, para ver la puesta de sol. Y aun un poco zombies, cogimos de nuevo el metro hasta Admiralty Station.

De camino, pasamos por el Hong Kong Park, que te deja imágenes tan bonitas como esta...


Hong Kong Park

O esta otra (que me encanta!) con el contraste de los edificios de fondo y con ese toque tan especial que le daba la niebla que había ese día.


Hong Kong Park + Skyline

Nada más pasar el Hong Kong Park, llegamos The Peak Tram el punto donde se coge el tram para subir al Victoria's Peak.

Ya éramos conscientes que nos encontraríamos cola para subir con el tram, pero aun así nuestra cara fue de sorpresa total. En esas que estábamos debatiendo qué hacer, porque si hacíamos esa cola no veríamos caer el sol desde arriba, que nos viene un hombre que nos ofrece un taxi por 250 HKD, y le decimos que no (nos parece super caro) que vamos a buscar otra opción... Y la otra opción llega cuando veo que una pareja se sube a un taxi, y casi sin preguntarles nos subimos con ellos. Sin saber lo que habían negociado de precio, pero pensamos que serían unos 200 HKD aprox., que era lo que nos había ofrecido el otro taxista, pero cuando llegamos arriba y nos dice 50$... Como??? A ver si nos ha dejado en otro sitio!!! jajajaj pero no, estamos en el The Peak Galleria, uno de los dos centros comerciales que hay en el Victoria's Peak. El otro es el Peak Tower, y es donde hace parada el funicular.

Desde estos miradores se obtienen unas vistas fantásticas del skyline de Hong Kong. No pudimos ver caer el sol, básicamente porque la nieblina que había no nos dejaba ver mucho, pero también tenía su encanto. Para nosotros es un "must" si estás de visita en Hong Kong.


Vistas desde el Victoria's Peak



Vistas desde el Victoria's Peak




Para cenar habíamos quedado con María y su familia. Quedamos en Causeway Bay, por la zona de Times Square. Pero no nos aclaramos con el punto de encuentro y además estaba diluviando. Así que al final le dijimos exactamente donde estábamos y nos vinieron a buscar. Fuimos a cenar a un Thai que estuvo muy bien y luego no hicimos mucho más que dar un corto paseo por Causeway Bay. 

domingo, 4 de junio de 2017

DIA 0/1. VUELO A HONG KONG CON ESCALA EN DUBAI

7 y 8 de Agosto de 2015

Vuelo de noche y Escala en Dubai


Salimos un viernes a las 22.45h del aeropuerto de Barcelona, rumbo a Dubai, donde haríamos una escala de 11 horas, para llegar a Hong Kong nuestro "destino final". El vuelo fue estupendo, las 6 horas y media que separan Barcelona de Dubai, se nos pasaron voladas (jjajaaj chiste malo...), claro que también ayudó que el vuelo fuese de noche y pudiésemos dormir un poco. Aun así, nos costó lo suyo aguantar en Dubai.

Como la escala era tan larga en Dubai, decidimos salir fuera y subir al Burj Khalifa. Llegamos a la T3, y para salir hay que ir dirección "Arrivals" y pasar el control de pasaporte y visado, que no nos supuso más de 15 min. Y en la misma terminal, cogimos el metro (14 AED i/v) hasta la parada que lleva el mismo nombre: Burj Khalifa. 


En Dubai no se ve mucha gente paseando por la calle, no es una ciudad pensada para el peatón, y la prueba de ello está en que, para llegar al Dubai Mall (el centro Comercial donde está la entrada para el Burj Khalifa) desde el metro no hace falta ni salir a la calle. Si no recuerdo mal es un tramo de 1 km aprox. que lo haces por pasarelas cubiertas, que pasan por encima de las carreteras, con cintas transportadoras como en el aeropuerto y con el aire acondicionado a tope. Vamos que todavía no teníamos la sensación ni de haber salido del aeropuerto.


Las entradas At the Top of Burj Khalifa las habíamos comprado desde España unos días antes, para asegurarnos la hora en que subíamos y no tener que estar sufriendo de que se nos echara encima la hora para el siguiente vuelo. Como el precio habrá cambiado desde el 2015, aquí dejo el link de la web con los precios actualizados.

Ya cuando vas por la pasarela que enlaza el metro con el Dubai Mall, puedes ver el giganteco edificio. Hasta ahora es el edificio más grande del mundo, con 828 metros de altura, pero en Arabia Saudita, ya están construyendo uno que lo superará, con 1000 metros de altura.  

El Dubai Mall abre a las 10 a.m. lo que son las tiendas, pero igualmente nosotros entramos al centro comercial sobre las 9 y pico. Dimos una primera vuelta para localizar la entrada at the top del Burj Khalifa. Pero como era muy temprano, aprovechamos para tomarnos un café en el Starbucks, y coger unos minutos de wifi para dar señales de vida a la familia. No teníamos hora hasta las 10.30h, pero entramos algo antes de las 10h, y sin problemas. 

Subimos hasta el piso 124 y he aquí nuestro primer contacto con los más de 40º de Dubai. 42º para ser exactos! Insoportable! Hicimos 4 fotos y a cobijarse de nuevo dentro.








Cuando bajamos de las alturas, dimos otra vuelta por el Dubai Mall, con la intención de buscar la Dubai Fontain. Salimos fuera del centro comercial, y de nuevo ese sol abrasador que no se puede soportar, poner una mano en el pasamanos o en cualquier sitio era... larrrrggg!!! Qué quema!!! Si es que hasta la montura de las gafas queman en la cara!! Este calor, sumado al cansancio creo que es lo que nos dejó K.O. Teníamos pensado ir al Dubai Marina, pero con ese calor.... pensamos que mejor dábamos otra vuelta por el Dubai Mall y volvíamos al aeropuerto.






Para comer en el aeropuerto aprovechamos el "Meal Voucher" que te dan en Emirates por hacer una escala de tantas horas.

Y... a esperar otro ratito al próximo vuelo... 




domingo, 26 de marzo de 2017

DIARIO DE VIAJE: Filipinas, entrando por Hong Kong y con escala en Dubai

DONDE VAMOS??


O mejor dicho, dónde fuimos allá en el verano del 2015? Pues bien, se nos ocurrió pisar por primera vez Asia, y nada mejor que empezar por Filipinas, un destino todavía no muy turístico (pero que en ello está) y que a mí especialmente me enamoró.

Y direis... Cómo eligen Filipinas para un primer viaje a Asia? No es más fácil empezar por otro de los países más turísticos como Tailandia o Indonesia? El tema está en que tenemos una amiga filipina, nacida en España, pero con gran parte de su familia en Filipinas.

Nuestra aventura por Filipinas empezó, cuando mi amiga María me dijo que ese verano iba a ir a Filipinas, si nos apuntábamos. Y claro, yo ya la tenía avisada, que la próxima vez que volviese a Filipinas, iríamos con ella. Y así lo hicimos, no dudamos ni un segundo. Además, ese año ella y su familia, iban a hacer turismo por allí, ya que normalmente cuando van, van a su pueblo y con alguna excursión cercana, y poco más. Pero ese año iba a ser diferente, y juntos organizamos la ruta que íbamos a hacer. 


Nuestra ruta por Filipinas

COMO VAMOS??

En avión, por descontado. Los vuelos a Filipinas en agosto son caretes, y por mucho que intentamos conseguir el mejor precio, no conseguimos mucha cosa.  

Miramos varias opciones, y al final decidimos ir con Emirates. Volaríamos de Barcelona a Hong Kong, y volveríamos desde Manila a Barcelona, haciendo escala en los dos casos en Dubai. Yo creo que fue todo un acierto, y si volviese a ir intentaría evitar a toda costa Manila, a no ser que no tenga que pisar la ciudad, es decir, que sea como escala, porque la verdad es que para volar a según que islas hay que hacer escala en Manila. 

Vuelos con Emirates: 1.013 eur + 22,50 eur seguro salud


COMO NOS MOVEMOS??

En este viaje, creo que no nos quedó pendiente ningún tipo de transporte por coger. Fuimos en avión, barco, furgoneta, bangka, triciclo....
Para movernos de isla en isla, lo normal es en avión, y/o barco. Y por las ciudades tenías el tricicle o el jeepney. 
También tuvimos que recurrir a la furgoneta o van (como le llaman allí), para algún traslado entre aeropuerto y ciudad.



DONDE DORMIMOS??

Dormíamos en hoteles, y la mayoría estaban muy bien. También tienes opciones más low cost y tirar de Backpackers. Tengo que decir, y según lo que me han contado, porque ya digo que es mi único viaje a Asia, que el alojamiento en Filipinas es algo más caro que en otros países del Sudeste Asiático. 







DIARIO DE VIAJE. ETAPAS:

DIA 0/1. Vuelo a Hong Kong con escala en Dubai
DIA 2. Ya estamos en Hong Kong. Man Mo temple y Victoria's Peak
DIA 3. Hong Kong: big Buddha de Lantau + Kowloon

DIA 4. De Hong Kong a Filipinas, Alona Beach (próximamente) 






Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...